Los abortones de la pinche república

¿Cómo combatir más de dos mil años de adoctrinamiento dogmático? El Vaticano y sus secuaces (secuaz: seguidor) aconsejan la abstinencia, el dolor, el sufrimiento. Y le imponen su moral hipócrita -frecuentemente una moral de pedófilos- al conjunto de la sociedad. Una parida de Luis Casado.

Las Agencias se divierten

Pobre Copia Feliz del Edén: en medio de una maraña de escándalos que no escandalizan a nadie, Fitch, Agencia de Calificación de Riesgos, anuncia que degrada la nota del riesgo país. Así, una pinche nevada, y las mentiras de Fitch, ocultan los crímenes del SENAME: 1.313 niños en “retiro administrativo”, para usar el lenguaje neonazi imperante en la institución. Según Luis Casado “Las Agencias se divierten”.

De nombres, artistas y crímenes

Por buenas y malas razones, hay quien cambia de nombre. Un ladrón llamado Augusto Pinochet sustrajo pasaportes para llamarse José Ramón Ugarte, o aun Daniel López, para exfiltrar sus latrocinios a los EEUU. En otros casos, hay motivos más nobles. E incluso peores. Una parida de Luis Casado.