Francia niega la realidad

La primera vuelta de las presidenciales francesas pone en evidencia el temor al cambio, la fuga ante decisiones que o son radicales (van a la raíz del problema) o no son. La ilusión que genera un candidato Marmicoc, un conejo que sale de la chistera, o el discurso racista y xenófobo del neofascismo, no constituyen una respuesta a las cuestiones que, tarde o temprano, Francia deberá resolver. Luis Casado ofrece su visión de la actualidad francesa.

Francia, ese país latinoamericano – entrevista a Christian Rodríguez

El domingo 23 de abril se juegan los destinos de Francia, y con ella, la suerte de 500 millones de europeos, y de buena parte del mundo. ¿Quién puede imponer un poco de racionalidad en un mundo dominado por la locura de la guerra y la destrucción del medio ambiente? Jean-Luc Mélenchon, el candidato de la Francia Insumisa, propone devolverle la Soberanía a los pueblos. Entrevista a Christian Rodriguez, responsable de Relaciones Internacionales del vasto movimiento galo que podría cambiar los destinos de Europa y el mundo.

Si no fuese por el SERVEL…

¿Y si suprimir todos los partidos políticos fuese el comienzo de una solución? Simone Weil, tras una madura reflexión, llegó a esa osada conclusión. Sus argumentos se sostienen. La situación política chilena es la prueba indesmentible que Simone Weil no estaba tan lejos de la verdad. Lo cuenta Luis Casado, con fruición…

Jean-Luc Mélenchon

¡La esperanza podría ganar las presidenciales!

El rechazo ciudadano a la política y a los políticos es un fenómeno planetario. Los corruptos políticos chilenos no tienen la exclusividad del desprecio del conjunto de la sociedad. Pero las sociedades siempre tienen una reserva moral, una reserva de coraje y de energía que ofrece un camino de salida. En Francia la esperanza se llama “Francia Insumisa”, y podría dar la sorpresa el 23 de abril.

La previsión solidaria

Lo que siempre quisiste saber sobre el sistema solidario de previsión por repartición y nunca te atreviste a preguntar. Explicado con manzanitas por Luis Casado. La cosa es tan sencilla que te preguntarás cómo es posible ser tan ladrón y mentiroso para sostener lo contrario.