Una palabra griega: aritmética

Los habitantes de Grecia terminarán pagando € 590.000 millones por una deuda inicial de sólo € 104.000 millones, si fuera posible hacerlo a pesar de las reducciones de salarios y pensiones, a pesar del aumento de impuestos, tasas y aranceles, a pesar de la privatización del patrimonio público, a pesar de una tasa de desempleo que se empina por encima del 25%… solo que, a pesar de todo, todo el mundo sabe que no podrán hacerlo.